(+34)931675734 info@roomglobal.es

Hay muchos tipos de forjados en la construcción, que básicamente son estructuras tanto planas como horizontales que sirven tanto para montar una estructura, como dar habitabilidad o condicionar un encadenado. Por supuesto cada una de estas funciones debe tener unas habilidades concretas que veremos a continuación, además de que no solo hay un tipo de forjado, por ejemplo, tenemos los forjados que sirven para viviendas residenciales, que no son los mimos que para otros tipos de estructuras. Ahora vamos a conocer un poco de su historia, características y funciones de todos los tipos.

Características generales

Como hemos dicho su funcionabilidad se basa en tres tipos distintos, por ejemplo, la función estructural tiene que resistir su propio peso y las sobre cargas que se puedan producir.  Aparte de ello debe ser rígida, ya que tiene que aguantar las vibraciones que puedan ocasionarse.

Además de ello, deberían ser pantallas en forma horizontal, dispuestas para transmitir las acciones horizontales hasta los compendios estabilizadores del conjunto de la estructura, como pudieran ser escaleras o muros piñones, a menos que la estructura vertical no sea autoestable, por lo que no pueda resistir la carga.

Si hablamos de las funciones de habitabilidad, estamos hablando de funciones que ayudan principalmente al suelo. Esto también define cómo es el techo y el cielorraso. De la misma forma previene la humedad, la contaminación acústica, o aísla unas plantas de otras de la vivienda.

La relación f/l entre la flecha f producida por la carga de cálculo q, y l= luz del forjado, no deberá superar en todo el tramo 1/300, 1/400 o 1/500, siempre dependiendo del tipo de muro, pero es importante hacer el cálculo para que no se agriete ninguna pared.

Historia de los forjados

Si queremos remontarnos al principio, tenemos que mirar a la prehistoria nada menos, ya que por entonces se construían viviendas separadas del suelo, esto ayudaba a evitar la humedad o cualquier inclemencia del tiempo, así como ataques de animales. Estas estructuras se llamaban palafitos y normalmente se construían con unos troncos de madera que ayudaban a elevar la construcción.

Por supuesto, esto ha ido evolucionando a lo largo de los siglos, aunque siempre se ha tenido en cuenta esta estructura, utilizando la superposición de distintos forjados para construir más de una planta.

Por supuesto, ahora se sigue haciendo, intentando que cada vez los materiales sean más ligeros, pero a la vez más resistentes, intentando aislar de todo tipo de viento, humedad o inclemencia.

El encadenado

Con el fin de que un forjado comunique las acciones horizontales, ya sea para el hormigón como en estructuras de paredes portantes, se debería colocar unos zunchos, cadenas o vigas de borde ejecutadas en todo el contorno del forjado.

Esta técnica de encadenado, aparte de ser enlace entre forjados y paredes, están sometidas a arrojos de corte y flexión como resultado de asientos u otros orígenes, y a la tracción por la acción del viento o por sismos. Además de todo, debes calcular estos posibles esfuerzos para tenerlo en cuenta y que no pille de improvisto.

0/5 (0 Reviews)
Share This