(+34)931675734 info@roomglobal.es

Todo tipo de obras o proyectos en construcción de casas necesitan de una inversión económica, ya sea grande o pequeña, y buena parte de las veces ese dinero invertido no resulta precisamente holgado. Se entienden las obras o reformas como inversiones bastante caras y a largo plazo.

Habitualmente cuando se contrata un servicio o se adquiere un producto se aspira a tener un precio fijo e invariable, algo que no ocurre de una forma tan clara cuando se construye una vivienda. Los presupuestos son habitualmente variables y pueden llegar sobrecostes de los detalles menos esperados, por lo que seguir los consejos profesionales podría evitar algún disgusto.

Independientemente de si se trata de una rehabilitación o de la construcción de un edificio o inmueble desde los cimientos, una obra involucra multitud de trabajos, materiales y oficios distintos. Coordinar todas estas labores y que todo vaya según lo planeado no es una tarea fácil, pero cuanto menos organizada está una obra y más nos precipitemos a comenzar sin haber desarrollado el proyecto al completo, más posibilidades hay de encontrarnos con sorpresas en forma de sobrecoste.

Pautas para abaratar los materiales

A la hora de evitar sobrecostes y ajustar los presupuestos es posible que se busque abaratar los materiales para partir de una inversión menor. Para hacer esto de una forma correcta sin perjudicar el resultado conviene tomar en cuenta algunas cosas:

Los precios de internet rara vez incluyen el suministro y el transporte, así que para las compras online se debe sumar este tipo de gastos. Si estos materiales se buscan antes de dar comienzo la obra no hay ningún problema, de hecho, es algo que recomendamos encarecidamente: lo mejor será evitar realizarlo al momento. La idea de cambiar una sola partida del presupuesto puede tener en realidad un efecto dominó en otras muchas partidas, algo que no se suele tener en cuenta. Se debe calcular si va a ser un ahorro real o encarecerá en otras cosas o en mano de obra. Es crucial tener en cuenta las garantías, no sustituyas precio por menos calidad o seguridad.

Sobrecostes en las tareas y el equipo técnico

Para evitar errores en el proyecto lo mejor que se puede hacer es utilizar una metodología de trabajo BIM (Building Information Modelling). Los programas asociados a BIM son el presente y el futuro de la arquitectura y ayudarán a diferentes niveles, siendo este uno de ellos.

Evitar sobrecostes en la memoria de calidades también es importante, para no caer en confusiones en obra o malinterpretaciones de una partida que puedan causar esos indeseados sobrecostes, el mejor consejo es ser extremadamente meticuloso con las descripciones de cada partida. Lo más recomendable es coger todas las partidas y descripciones que necesitemos de una base de precios ya que estas bases tienen descripciones muy completas con las que resulta casi imposible incurrir en errores.

En la dirección de obra se ahorrará con un arquitecto que vaya al menos una vez por semana, evitando errores o falta de control regular. También es interesante que la contrata y la dirección vayan por separado para conseguir una mayor imparcialidad.

Share This