(+34)931675734 info@roomglobal.es

Aunque el hormigón impreso lleva siendo utilizado desde hace décadas, no fue hasta hace aproximadamente diez años cuando su uso se popularizó en nuestro país de forma masiva. Hasta entonces, su utilización estaba relegada al ámbito industrial, debido sobre todo a su enorme resistencia frente a potenciales impactos y al tránsito continuado (de humanos y, sobre todo, de vehículos). Pero la llegada de la crisis económica global obligó a las empresas dedicadas a los sectores de la construcción, la arquitectura y el diseño a buscar soluciones destinadas a abaratar costes. Esta necesidad, sumada a los avances tecnológicos acaecidos durante los últimos años en materia de componentes y materiales de construcción, favoreció que el hormigón impreso se abriese paso y comenzara a sustituir a materiales clásicos de mayor precio, conquistando así de manera progresiva nuevos espacios.

En la actualidad, este tipo de pavimento es uno de los más utilizados a la hora de afrontar reformas, construcción de viviendas de nueva mano. Consolidado como uno de los materiales más versátiles, el hormigón impreso destaca por su polivalencia y por su infinidad de virtudes, que lo han colocado en un lugar privilegiado en el mercado de los sectores citados en el párrafo anterior. Veamos a continuación cuáles son sus principales características, aquellas que lo han convertido en tendencia y que provocan que cada vez sean más los clientes que se decantan por su utilización.

Dureza y resistencia

En el mundo de la construcción, el hormigón impreso es uno de los materiales que ofrece una mayor dureza (que no hace sino aumentar con el paso de los años) y una más que comprobada resistencia. No en vano, los cimientos de la mayoría de construcciones están sustentados sobre este material todoterreno.

Impermeabilidad

Uno de los rasgos más preciados del hormigón impreso es que, al tratarse de un pavimento continuo, no permite que ninguna clase de líquido penetre su capa superior. De este modo, queda erradicada toda posibilidad de filtraciones, así como la aparición de grietas o daños similares. Además, la capa superficial puede ser tratada con agentes químicos que la convierten en antideslizante. Estas características han propiciado que el hormigón impreso sea cada vez más utilizado para pavimentar el perímetro de piscinas, así como de paseos costeros o zonas ajardinadas (ni las raíces ni la exposición a ácidos vegetales son capaces de dañar este increíble material).

Multitud de posibilidades estéticas

Sin lugar a dudas, la característica que ha convertido al hormigón impreso en uno de los materiales más demandados es su capacidad para emular a la mayoría de materiales tradicionales (tales como la madera, la piedra natural, la baldosa cerámica o la pizarra). Una vez efectuada su instalación y cuando su capa más superficial está todavía fresca, esta es imprimada con la textura y el color seleccionados por el cliente. En la actualidad, el catálogo que la mayoría de empresas del sector pone a disposición de sus clientes es casi inagotable.

Respuesta frente a agentes climatológicos adversos

Ni los colores ni la textura del hormigón impreso sufren deterioro alguno con el paso del tiempo, sean cuales sean los factores climatológicos a los que sea expuesto (lluvia, nieve, incidencia directa y continuada de rayos solares, etc.).

Es más barato que la mayoría de materiales tradicionales

Como apuntábamos, a día de hoy el hormigón impreso es bastante más barato que la mayoría de los materiales contra los que compite en el mercado, siendo su aspecto prácticamente igual al de los mismos y ofreciendo un rendimiento superior.

Capacidad de adaptación al entorno

Si lo que usted necesita es reformar una zona de su vivienda en particular (sea esta interior o exterior), el hormigón impreso puede ser un recurso ideal gracias a su capacidad de mimetizarse con prácticamente cualquier entorno o corriente estética en los que sea introducido. Puede estar seguro de que la inclusión de este material pasará desapercibida gracias a su facultad camaleónica.

No requiere de apenas mantenimiento

Una vez llevada a cabo la sencilla instalación del hormigón impreso (y una vez este ya se haya secado por completo), podrá despreocuparse prácticamente por completo, ya que este tipo de pavimento no necesita de cuidados regulares para mantenerse como el primer día. Este rasgo, obviamente, repercutirá en un ahorro considerable de tiempo y dinero.

0/5 (0 Reviews)
Share This