(+34)931675734 info@roomglobal.es

Como bien sabemos, el trabajo está cambiado y el lugar donde lo ejecutamos no iba a ser menos. Las oficinas a la antigua usanza están de capa caída y van siendo sustituidas por nuevos modelos que se adaptan mejor a las nuevas formas de trabajo.

El co-working es uno de ellos. Esta manera de trabajo colaborativo ya no sólo está dirigido a autónomos que quieran reunirse y compartir ideas o contactos además de espacios comunes y agradables con otros profesionales de su ámbito. Los resultados han sido tan buenos que cada vez son más las grandes empresas y PYMES que han visto en los espacios de co-working una oportunidad para reformar no sólo el espacio de trabajo sino también cómo entendemos el mismo.

Y es que a la hora de reformar una oficina para enfocarla hacia el co-working lo mejor es desechar esas viejas ideas de los despachos, los jefes, los departamentos, los tabiques, etc y pensar en un espacio más amplio, limpio y relajado que no se centre tanto en estándares antiguos sino que esté pensado para fomentar un ambiente de trabajo agradable, donde la creatividad y la equiparación de los equipos sea un principio.

Por lo tanto a la hora de reformar un espacio para habilitarlo hacia el co-working es mejor tener en cuenta que necesitaremos:

1. Un lugar amplio, diáfano que democratice la oficina y se olvide de las viejas jerarquías de despacho y escritorio. Queremos un espacio libre, sin recargar, donde la separación de los espacios venga dada por la decoración, el mobiliario o el uso de distintos materiales en los suelos. Si necesitamos cerrar una zona lo mejor es usar materiales transparentes como mamparas de cristal.

2. La luz es muy importante, tiene que ser suave, sin estridencias pero suficiente. Cuanta más luz natural tengamos en nuestra oficina mejor, no obstante siempre tendrá que ir respaldada por una instalación de luz eléctrica. Intentaremos que este apoyo se asemeje lo máximo posible a la luz natural.

3. Los espacios de trabajo son importantes pero también lo son las zonas comunes y de esparcimiento. Siempre es recomendable tener un lugar donde poder descansar un rato, tomarse un café o comer con los compañeros. Las cocinas grandes y abiertas que integran mesas espaciosas o incluso equipamiento de juegos (billares, pin pon, dianas, etc) permiten una mejor interacción entre trabajadores además de unos descansos reales que nos devuelven al trabajo con fuerzas renovadas.

4. Decoración y arquitectura original y vanguardista. Aprovechamiento de los espacios, combinación de materiales y colores, etc. La originalidad en un espacio de trabajo puede hacer que el trabajador esté más predispuesto a la creatividad.

Estos serían algunos consejos a tener en cuenta a la hora de reformar una oficina para el co-working, una nueva modalidad de trabajo centrada en los trabajadores, en su comodidad y en la armonía con el entorno. Pasamos gran parte del día en la oficina por lo que sin lugar a duda el co-working aporta una nueva visión del trabajo y del espacio mucho más positiva.

Share This