(+34)931675734 info@roomglobal.es

Si has decidido cambiar los suelos de tu casa o te has construido una vivienda y estás reformándola, es hora de examinar cuales son los tipos de suelo de los que dispones así como sus características. Elige un suelo perfectamente acorde al lugar y a la estancia donde vayas a instalarlo, considera todas las opciones y decídete por el que más te convenza.

Si por ejemplo, lo que buscas son suelos resistentes, hablaríamos de suelos de cerámica convencional o gres, los porcelánicos, la piedra y el cemento u hormigón. Si pretendes dar calidez a tu hogar las moquetas y maderas serán las mejores candidatas así como un bonito mosaico hidráulico y si lo que prima es la comodidad en la instalación o incluso el precio, los laminados y vinilos son las opciones más económicas.

LA BALDOSA HIDRÁULICA Y LOS SUELOS DE CEMENTO Y HORMIGÓN .

Dos opciones que marcan tendencia en cuanto a decoración.

Los mosaicos hidráulicos dan un look retro muy de moda pudiendo combinar diferentes diseños entre sí o mantener un mismo patrón para un tipo de suelo más tradicional.

Los tipos de suelo acabados en cemento u hormigón dan un look industrial, también muy popular hoy en día que no sólo proporciona un estilo muy diferente sino que además ofrece una dureza y resistencia perfectas.

GRES NORMAL Y PORCELÁNICO.

El gres porcelánico es de mayor resistencia, aunque también eso va acompañado de un mayor coste. Para interiores podemos decantarnos por el gres normal y no deberíamos preocuparnos por su resistencia pues debería ser suficiente en un hogar. El gres porcelánico podemos dejarlo para terrazas u exteriores así como para suelos de uso comercial o industrial. El gres, por su resistencia es ideal para cocinas, baños y los lugares de mayor paso en nuestro hogar.

PIEDRA NATURAL.

La pizarra, la arenisca, el mármol, el granito o la cuarcita son las piedras naturales más comunes en la instalación de suelos. Elegir el tipo dependerá de la estancia. Por ejemplo son recomendables la arenisca o la pizarra en suelos del baño por su mayor rugosidad.

La piedra da elegancia y además es ideal para lugares calurosos pues refresca el ambiente.

MADERA Y MOQUETA.

Como decíamos antes, estas son las opciones que otorgan mayor calidez y también comodidad al tacto si solemos ir descalzos. Es por ello que se utilizan sobre todo en los dormitorios y salones. La moqueta tiene el inconveniente de que es difícil de limpiar y la madera requiere un buen mantenimiento y cuidado.

VINILOS Y LAMINADOS.

Los laminados son la alternativa a la madera y aunque no aporten la misma calidez los hay muy resistentes. Existen varios tipos según su calidad, desde AC2 hasta AC6.

Los vinilos son la opción más económica y a pesar de que antes se usaban de forma temporal cada vez los acabados son mejores y más resistentes.

Estos serían algunos tipos de suelo a contemplar y una base sobre la que decidir. Hoy en día hay gran variedad por lo que dejarse aconsejar por los expertos siempre será de gran ayuda.

Share This